¡Horror, han llamado al timbre!

Hoy en la sección de maternidad os cuento como fue mi experiencia con el tema de las visitas durante el postparto.

Como ya os comenté había comentado a mucha gente que prefería que no fueran al hospital nada más nacer, prefería descansar y que mi marido y yo disfrutáramos de nuestro bebito. Aun así fue bastante gente al hospital, pero se portaron, estaban un ratito y adiós. Al final acabé prefiriendo que vinieran al hospital a que se presentarán en casa.

El domingo me dieron el alta por la tarde en el hospital, al día siguiente a las siete y poco de la tarde sonaba el timbre de casa, no podía ser, no podía venir nadie a estas horas y nada mas salir del hospital. No íbamos abrir pero mi madre estaba presente y actuó tipo pepito grillo diciendo que aunque no eran horas para visitas teníamos que abrir. Abrimos con cara de mala leche y pensando que ojalá se fueran pronto, pero no, no fueron 5 minutos, ni 15… Más de una hora estuvieron, no cabía en nuestra cabeza como se podía ser tan desconsiderado.

Como esta visita hubo muchas otras. Gente que se presentaba sin avisar, que se quedaban lagartos ratos… Esta claro que la gente lo hace con su mejor intención pero no se dan cuenta de que una madre que acaba de dar a luz esta agotada porque oye el parto es algo natural pero no deja de ser un parto, porque no descansa, ya sea porque el bebe llora por las noches, por la nueva vida a la que se irá acostumbrando poco a poco, que esta incomoda, por los puntos de episotomia o cesárea, porque las hormonas están volviendo a su ser y ya sabemos como actúan nuestras queridas hormonas (si es que vuelven a estar como antes jaja). Tampoco se dan cuenta de que un recién nacido necesita tranquilidad, estar con sus papas y no soportando el ruido que se monta en casa de las visitas o que lo cojan brazos desconocidos.

Mi protocolo a seguir para las visitas seria el siguiente.

  • Tardar por lo menos entre 10 y 15 días en ir a casa. Por supuesto, se puede llamar, mensajear.. a los nuevos papis para felicitarlos, hace mucha ilusión.
  • No coger al bebe salvo que los propios papis lo ofrezcan, entonces decides tu.
  • No esperar que los padres os saquen de beber, comer… Así evitaremos darles más trabajo del que ya tienen.
  • No alargar la visita, recordamos que no somos los únicos que van a ir a verlos.
  • Avisar siempre antes de ir y preguntarles cuando sería el mejor momento para no interferir en sus rutinas.
  • Respetar el momento de toma del bebe, son momentos duros en donde el bebe todavía esta aprendiendo y la mama también, necesitan intimidad.

¿Agregaríais algo? ¿Cómo fué vuestra etapa visitas postparto?

Anuncios

26 comentarios sobre “¡Horror, han llamado al timbre!

  1. Que buenooooo leyendo este post retrocedi 2 años atrás que locura por favor …después de tantas horas de dolor y de trabajo de parto terminas agotada y lo que menos quieres es tener visitas, con poquitas excepciones, como mamá, hermana y poco más (en mi caso) pero sorpresaaaa las primeras visitas ya están aquíiiii empieza a entrar y salir gente y tu esforzandote por mantenerte despierta y sonreír aguantando el dolor eeee que el bebé se despierta quiere comer y tu habitación con espectadores y si eres primeriza como en mi caso te da un poco de corte si tienes suerte los espectadores desalojan la sala o te toca invitarlos a salir ooo te sacas el pecho y pierdes la vergüenza que aquí lo que importa es el bebé ayyyy quiero hacer pis y siguen desfilando las visitas y como esto muuuuchaaaa anécdotas más. Peeero debo confensar que ahora que lo pienso me encantó que fueran a visitarme al hospital porque así muchos de ellos no fueron a casa al día siguiente de salir claro que de las experiencias se aprende y ya se lo que no haré con mis amigas

    Le gusta a 2 personas

      1. Mi mejor amiga da a luz en mayo y ya tengo la lección aprendida, ella fue de las primeras que llego al hospital y vino a casa 4 días después, visita que por supuesto disfrute ya que es como mi hermana

        Le gusta a 1 persona

  2. Pues sí que son pesadas las visitas… Y encima no puedes decir mucho sino se ofenden… Nosotros cuando BebeS llego a casa no dijimos nada hasta una semana después… Solo los abuelos sabían que estábamos los 3 en casa… Igual después fue todo un jaleo…

    Me gusta

  3. Totalmente deacuerdo, la gente tiene la manía de nada más salir del hospital aleeee a casa. A mi el mismo día que salí también me tocó aguantar visita… y me pilló en mal momento. Un momento de bajón, de llorera incontrolable… Vamos que le dí a la peque a su padre para que la enseñara y me quedé yo en la habitación sin salir.

    Le gusta a 2 personas

  4. Tenemos la enorme fortuna de vivir en la sierra. Eso nos libró de visitas inesperadas. También es verdad que elegimos ir nosotros de visita a que viniesen a casa. Pero vamos, las visitas son lo peor en esas circunstancias. Un abrazo.

    Me gusta

  5. Yo tambien pondría lo de esperar 10 o 15 dias a pasar por la casa…no entiendo esa necesidad suuuper vital de la gente de conocer al recien nacido en persona, y menos ahora q tienen fotos, videos y de todo!! A nosotros nos dejaron bastante tranquilos pero es cierto q la gente va a su bola y se lo saltan a la torera!! Incluso muchos q ya han sido padres!! En fin!! un besote!

    Me gusta

  6. En mi caso sí que hubo alguna visita fuera de hora y sin avisar, pero por lo general avisaban. Con el mayor lo que más me agobió fue mi suegra, la verdad, venía a todas horas y se metía en todo, si yo había tendido un bodi de una manera ella tenía que ponerlo de otra, si mi hijo lloraba era porque tenía hambre y sino porque lo otro, y otra cosa que me superaba era que me dejaba sin intimidad, yo tenía bastante herida del parto y se me hicieron heridas en un pezón que me tuvieron que curar y la matrona me dijo que lo llevara al descubierto… ¡No podía!. Eso lo llevé mal. Con el pequeño el tema de las visitas fue surrealista, muchos ni se acercaron, y otros muchos pasados unos meses. Así que mi hijo tenía 8 meses y aún estábamos liados con el rollo de las visitas. Yo creo que lo ideal es ir de visita a los 15 días o al mes. Y avisando, por supuesto.

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo en el hospital pedí a la enfermera que desalojase cuando viera a más de 2 personas y lo mismo si se quedaban ” a tomar café”. Así que no hubo problema porque ella se ocupó de todo jaja. Lo siento si a alguien esto le parece egoista pero yo trataba de instaurar mi lactancia, me ponía nerviosa la gente y cada vez que venían visitas, le daba biberón porque me daba vergüenza sacar la teta y que me dijesen que lo hacia mal. Así que por el bien de la lactancia, decidí no tener visitas.
    En casa fue horrible porque yo no vivo en una casa normal. Vivo en un negocio, en el hotel..por lo tanto no hay timbre ni la puerta está cerrada. La gente venía a cualquier hora cuando le daba la santa gana así que tuve que ponerme seria con algunas personas y decir claramente que necesitaba tranquilidad. Hubo más de un cabreo pero me da exactamente igual,. Un mes después de nacer, cuando conseguí que nadie viniera a visitar cada 10 minutos, por fin, conseguí dejar los biberones y salvar mi lactancia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s