Cambios de cuna y rutinas nocturnas

Cuando estaba embarazada yo era de las que decían que hasta mínimo los 6 meses no cambiaría al niño de habitación. Sin embargo, aprendí que no se puede hablar.

Al tercer mes mi marido tuvo que empezar a trabajar en turnos de 24horas día sí día no. El día que trabajaba no dormía ni por la noche ni por el día, y la noche siguiente cuando se suponía que tenía que descansar no podía dormir apenas porque chiquitin no hacía más que hacer gestos por la noche y claro aunque el peque seguía durmiendo tan tranquilo, nosotros nos despertábamos cada poco.

Asi que yo misma tome la decisión de llevar la Minicuna a su cuartito y así papi podría descansar mejor y para qué engañarnos yo también. Me parecía pronto, pero por otro lado pensaba que chiquitin no se despertaba más que una vez por la noche, el resto de noche nos despertábamos nosotros al oírle los gestos que hacía para tirarse sus peditos. Cuál fue nuestra sorpresa cuando nos despertamos porque lloraba y eran las 5 de la mañana. Habiamos descansado “fenomenal”. Así pasábamos la mayoría d ellas moches.

Estuvo en la Minicuna pero en su cuarto hasta los seis meses. Llevábamos unos días que notábamos que en la cuna pequeña estaba muy incomodo, ya no tenía espacio y lloraba mucho, decidimos que era el momento de pasar a la cuna grande y fue hacerle su rutinita diaria de dormir, echarlo a la cama y dormir súper a gustito.

Por el momento estos han sido los dos cambios importantes, el pasarlo a su habitación y el cambiarlo a la cuna grande. El primero fue más por comodidad nuestra y el segundo lo marcó. Para llevar a cabo estos cambios nunca lo separamos de su rutina ya establecida, para que notara los cambios lo menos posible.

image

La rutina que a nosotros nos ayudó fue la siguiente: baño, masajitos, sacar moquitos, le cantabamos una nana con él en bracitos y finalmente a su cunita, aunque lloraba no lo sacábamos excepto cuando su llanto era demasiado angustioso, entonces lo cogíamos, los relajábamos y otra vez a la cuna. Eso sí, nunca nos hemos ido de la habitación y le hemos dejado llorar solo, le cantábamos, le dábamos palmaditas en el culete despacito, le movíamos la cuna, le poníamos música… Pero no nos íbamos de su lado hasta que quedaba totalmente relajado.

En la actualidad estamos cambiado la nana por un cuento antes de dormir y parece que le encanta ese rato con su papi y mami.

¿cómo habéis llevado vosotras los cambios? ¿Los habéis hecho ya? ¿Seguís alguna rutina nocturna?

Anuncios

15 comentarios sobre “Cambios de cuna y rutinas nocturnas

  1. Aun no intente de pasar a mateo a su habitación, no se cuando lo haré. La verdad que duerme muy bien toda la noche desde los 2 meses y medio. Para mi es muy cómodo tenerlo al lado porque a veces quiere el chupete y el con tanto sueño no se lo pone jajajaja así que estiro el brazo y ale chupete. Lo peor la cuna en mi habitación que me ocupa mucho espacio y uff que agobio, por esa parte tengo ganas de pasarlo ya a su habitación.

    Le gusta a 1 persona

  2. El Mio sigue en nuestra habitación y en nuestra cama jajaja así que no soy buen ejemplo. Nosotros así dormimos bien, nos encanta ta dormir juntos así que de momento no habrá cambios.
    Y rutinas.. Pues tampoco te creas que la tengo porque con el negocio que tenemos me cuesta mucho mantenerlas.. Un día tengo mucho trabajo y me acuesto tarde y otro no tengo nada y me acuesto pronto. Soy un poco hippy con la maternidad, la verdad.

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo cambié a los mellizos la semana pasada, llevan unos días y aunque no es milagroso, no ha ido tan mal. En mi cuarto compartían Cuna y con cinco meses era ya un imposible. Ahora cada uno tiene su espacio y su colchón aunque una súper cuna gigante común. Sigo durmiendo igual de mal porque comen lo mismo…

    Le gusta a 1 persona

  4. Que bueno que les resultara tan bien el cambiarlo de cuarto. Nosotros esperamos entre los 3 y 6 meses vamos a ver como nos va, pero tus consejos finales me gustaron mucho sobre no dejarlo solo en el cuarto. Es muy buena recomendación. Gracias 🙂

    Me gusta

  5. Si, lo de dejarlo llorar solo a mí no me gustaba, y el dormirlo en brazos tampoco, así que nuestra solución fue quedarnos cerquita hasta que durmiera. Nosotros decidimos que durmiera siempre en cuna, no iba con nosotros el colecho por tema de que yo tenía pánico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s