Embarazada en verano, tranqui.

Di a luz a finales de agosto, así que se muy bien lo que es estar en los últimos meses de embarazo que son los más duros y encima soportando un calor que ya resulta insoportable sin estar embarazada. Sin embargo aprendí a llevarlo de la mejor manera posible. E incluso llegue a pensar que mejor soportar yo el calor embarazada que no mi chiquitín recién nacido.

image

Las piernas daban sensación de pesadez, hinchazón, cansancio… Mi solución fué meterlos en agua fresca al llegar a casa y aplicar suaves masajes en piernas y pies, como yo estaba ya demasiado gordi para hacérmelos yo, era mi marido el que me echaba una mano. Después descansar en el sofá poniendo los pies en alto.

La ropa se pegaba, pesaba… Mi solución fue aliarme con los vestidos tanto largos como cortitos, era lo más cómodo.

Calor, calor y más calor… la piscina se convirtió en mi mejor amiga. Pasaba las tardes en la piscina, un poquito a remojo, otro poquito al sol y otro a la sombra.

Sudaba muchísimo así que no faltaba nunca un botellín de agua en mi bolso, incluso un zumito recién sacado de la nevera.

Evitaba el aire acondicionado, no lo considero bueno, ni siquiera cuando no estamos embarazadas. Me ponía ventiladores o el aire pero de manera que no me fuera directo.

Poner agua sobre la nuca, brazos… Te refrescará un montón.

Aprovechar las primeras horas de la mañana y las ultimas de la tarde para salir a pasear y hacer algo de ejercicio. Y refugiarte en las horas de más calor.

Evitar las grasas y comidas pesadas. Tomar frutas y abundantes líquidos.

Respira adecuadamente, ni muy deprisa ni demasiado despacio. Una buena respiracion ayuda en la refrigeración del cuerpo.

La temperatura alta, junto con el aumento de tu barriga hacen que incremente el cansancio. Descansa, échate siestas y si es necesario no dudes en pedir ayuda a familiares y amigos.

¿ Estáis embarazadas en verano o lo estuvisteis? ¿ Cómo lo lleváis?

 

Anuncios

11 comentarios sobre “Embarazada en verano, tranqui.

  1. La verdad es que con el reposo de momento lo llevo bien, ya que cuando los días son insoportables como hoy me pongo el ventilador (no tenemos aire, pero mis padres sí y allí tampoco lo pongo, porque me duele enseguida la garganta). Aún quedan las semanas más duras, pero lo resistiremos! 😋😋

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues yo parí a finales de agosto…jajaja. Pero es que tengo la “suerte” de vivir en el norte, con lo cual no tuve calor ni problemas de ningún tipo. Al contrario, tengo intención de tratar de repetir porque así ahorro en ropa ya que uso la misma que suelo usar en verano.

    Me gusta

  3. Yo parí a principios de octubre, en un año que a esa altura aún íbamos en tirantes y sandalias (así fui al hospital cuando romí aguas), así que sé lo que es pasar calor, jeje. ¿Mi solución? Tomármelo con filosofía y beber mucha agua. Claro que, a la hora tenía que buscar un baño. Menos mal que las embarazadas tenemos vía libre en los bares. 😉

    Le gusta a 1 persona

  4. Mira hoy precisamente hablaba este tema con mi chico, me encantaría quedarme embarazada en verano, más que nada porque ahora no tendría que aguantar el calor monumental que hará con una barrigota super grande y lo que ello implica, y me dice madre mía, siii que suplicio sería ejejejejje que ca…on es 😛
    Espero no tener que estar embarazada del último trimestre en pleno agosto, sino me veo que acampo en la playa con tienda de campaña ejejjejeje Besitos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s