Mi primer año como mamá

El 21 de Agosto del año pasado mi mundo cambio para siempre. Llegaste a nuestras vidas sonriendo y agarrando bien fuerte a papá. No lloraste y por un momento me asuste, pensando ¿porque no llora?, todos los bebes lloran. Pero en ese mismo instante en que pasaban por mi cabeza esos pensamientos, te pusieron sobre mi y nos sonreíste. Apenas tenías segundos de vida que ya nos mostraste que ibas a ser un niño muy sonriente. Tanto es así que en las ocasiones en que estabas malito y con mucha fiebre y te llevamos a urgencias, tu no parabas de sonreír al resto de niños y a los médicos, parecía que estuviéramos por gusto.

He sentido miedo en multitud de ocasiones. Agobio en otros muchos momentos. Sueño. Cansancio. No ha sido fácil, pero sin duda ha merecido la pena y seguirá mereciendo la pena. Esos momentos duros se compensan con solo verte. Todo en ti nos hace ser felices. Cuando nos regalas tus sonrisas. Cuando haces algo nuevo. Cuando pones esa cara de pillo e intentas (y a veces consigues) tomarnos el pelo. Cuando dices adiós con tu manita. Cuando te giras para comprobar si te estamos siguiendo y con tus gestos nos animas a que te sigamos. Cuando jugamos al pilla-pilla. Cuando te abalanzas sobre papá porque sabes que él, es el que mejor te duerme. Cuando te ríes a carcajadas. Cuando eliges tu cuento nocturno señalando con el dedito. Cuando en la piscina comienzas a dar tus primeros pasos en el agua, cuando dices tus primeras palabras o “cantas” los cinco lobitos… No acabaría nunca de decirte todas esas cosas que haces y que nos hacen tan feliz.

Durante este año he aprendido a ser madre, pero no solo eso, me has enseñado a ser mejor maestra, porque me has hecho descubrir aspectos que hasta ahora veía de otra manera, tu me has enseñado esa otra cara de la moneda. Me has enseñado a ver lo que es realmente importante. Pero no solo eso, me has hecho sacar fuerza de donde no la tenia, fuerza que ni siquiera sabia que poseía, ya durante el embarazo viví algún que otro momento duro y el pensar en ti me hicieron sacar  la fuerza necesaria para afrontarlo. El parto era algo a lo que temía, pero cuando llego el momento no tenía miedo, incluso en los momentos en los que a tu papa no le dejaban estar a mi lado contagiándome su fuerza, pensé en ti y supe que tenia que darlo todo por ti.

Tienes una yaya y un yayo pirul@ que te adoran, un bisabuelo al que le has devuelto las ganas de vivir y sobre todo unos padres que te aman y lo darían todo por ti.

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Mi primer año como mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s