Vomitina a media noche!! Trucos.

Los niños tienen mucha más facilidad que los adultos para vomitar, en un ataque de tos te pueden poner todo patas arriba y en menos de un minuto.

A quien no le ha pasado alguna vez que a mitad de noche tengas que levantarte a duchar al niño, cambiar sábanas, dar vuelta al colchón… a nosotros bastantes veces, ya sea por algún virus o por ataques de tos provocados por una cantidad de mocos que no sé muy bien cómo pueden entrar en un cuerpito tan chiquito.

Cuando dormia en la mini cuna, era mucho más fácil de solucionar, en primer lugar porque todo era más pequeño, así las sábanas eran mucho más rápidas de cambiar, el colchón era de una especie de plástico que con limpiarlo con un trapo y secarlo bien estaba listo en un plis y tercero porque las manchas eran líquidas, de leche exclusivamente.

Pero cundo lo pasamos a la cuna grande, nuestra cuna se hace cama, así que todavía es más grande y el colchón es como el de una cama de adulto, gordo y pesado, entonces todo cambio. Además empiezan a comer pures o trozos y cómo podéis imaginar ya no resulta ni tan fácil ni tan agradable límpialo. El colchón no vale con secarlo con un trapo hay que darle la vuelta para que la criatura siga durmiendo sobre una superficie seca por lo que conlleva un esfuerzo que en plena noche se incrementa. Las sábanas cuesta el doble cambiarlas y todavia resulta más difícil si os pasa como a nosotros que tenemos la cuna pegada a la pared y tienes que meter medio cuerpo dentro para cambiarlas. Cambia pijama. Ducha al niño. Limpia a mano un poco las sábanas para que al día siguiente no te encuentres un horror amontonado en un rincón.

La experiencia me ha dado algunos trucos para superar estos momentos de crisis.

  1. Ten puesto siempre un cubre colchón que impida que en caso de vomitinas pase al colchón y no tengas que dar la vuelta y limpiarlo al día siguiente.
  2. Si se te ha olividado poner el cubre colchón, en ese momento limpia bien con una toallita y dale la vuelta. Al día siguiente tendras que limpiarlo. Más abajo unos trucos para limpiar colchones.
  3. Cuanto más rápido hagas las cosas antes os podréis ir todos a dormir y menos se desvelará el pequeño, así que en caso de tener que bañar al pequeño porque la cosa no pueda solucionarse con un par de toallitas, pon el tapon en el lavabo y crea una bañera improvisada. (Idea de papá)
  4. Es conveniente tener en casa alguna esponja de sobras porque igual al terminar sería recomendable tirar la esponja.
  5. No te acuestes sin tener unas sábanas limpias de recambio.
  6. No te vuelvas a la cama sin haber aclarado lo manchado o al día siguiente te encontrarás unas sábanas pegadas y asquerosas. Te recomiendo que las aclares con agua y las frotes un poquito. A continuación pon un pozal con agua y un poco de jabón y déjalo hasta que mañana las puedas meter a la lavadora.
  7. Si la tarea se hace entre ambos es mucho mejor y más rápido.

Remedios caseros para limpiar un colchón.

Se puede utilizar la esponja que vamos a tirar, echarle agua oxigenada y frotar durante un ratito. Así se puede eliminar la mancha. Para el olor, lo cual es bastante más complicado, puedes poner agua y algún jabón con olor agradable y frotar otro ratito hasta que quede limpio. Dejamos secar durante bastante hasta que quede seco.

Si pones una mezcla de vinagre blanco con agua y bicarbonato y lo dejas actuar durante un rato en el colchón se supone que la mancha desaparece. Esto último yo no lo he probado pero he oído hablar que también funciona muy bien.

Y vosotros ¿algún truco que compartir?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s