Cólicos y trucos

Muchos recién nacidos sufren los temidos cólicos. A mí chiquitin le daban a última hora de la tarde, más o menos entre las 19:00 y las 20:00. A veces también le daban a medio día pero menos veces, aún recuerdo un día en casa del bisabuelo que empezó a llorar con una angustia terrible y no había forma de calmarlo, el bisa se empezó a preocupar y termine por sacarlo de su casa.

Si os soy sincera la primera vez que le dió uno me puse muy nerviosa, lloró durante casi tres cuartos de hora, nada le calmaba, cuando él se calmó, rompí a llorar, era como si se me hubiera partido el corazón después de oírle llorar así y sin poder hacer nada para tranquilizarlo.

Probamos varias cositas para evitar los cólicos, aquí os pongo todas y el resultado que nos dio.

Masajes: puesto que papi ha estado súper implicado desde el principio acompañándome a las clases preparto… había aprendido hacer unos masajes que alivian el dolor. La verdad es que le iban genial. No hacían que no volvieran aparecer cólicos pero cuando le daban le iba fenomenal y se calmaba bastante, además de ayudarle a expulsar pedetes.

Aerored: le ayudaba a expulsar pedetes a lo largo del día, pero no notamos grandes cambios.

Reuteri: tras utilizarlo durante semana y media vimos resultados tremendos. Los cólicos le daban muchos menos días y la duración de los mismos también se redujo. Vamos que para nosotros fue mano de santo. AVISO: a nosotros nos lo recomendó la pediatra, así que antes de ofrecerlo al bebé es importante preguntarle.

El paso del tiempo: nada los elimino del todo, el reuteri los redujo muchísimo pero no hizo que desaparecieran y los masajes ayudaban a calmarlo cuando le daban, pero solo el paso del tiempo hizo que desaparecieran, así que paciencia, en torno a los tres meses tienden a desaparecer.

Otros trucos que aprendí con la experiencia fueron los siguientes.

El porteo: esta postura ayuda mucho a expulsar pedetes, nosotros en aquellos momentos no lo llevábamos a cabo, pero más adelante notamos que cada vez que lo llevábamos en la mochila expulsaba gases.

El carro y a la calle: para mi en momentos en los que era demasiado inconsolable su llanto lo metía al carrito y a pasear, era bajar a la calle y relajarse.

Postura: Ponerlo boca-abajo sobre tu brazo y dar suaves masajitos también le aliviaba bastante. Os pongo una imagen a modo de ejemplo. img_1258

Y a vuestros pequeños, ¿también les va pasado? ¿Algún truco que añadir?

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Cólicos y trucos

  1. Yo creo que como bien dices, el mejor de los remedios es el paso del tiempo, porque si un niño tiene colicos los va a tener que sufrir (y nosotros con ellos). Nosotros también probamos de todo y no conseguíamos calmarla, solo el tiempo hizo que poco a poco los colicos fueran pasandose. Un saludo

    Me gusta

  2. Bufff, vaya época… noches de farra (juas) una tras otra. Y nadie nos supo decir qué podía ser, lo dedujimos por lo que leímos en Internet. Lo peor era verle llorar con ese desgarro y no poder hacer casi nada. Le calmaba muchísimo tomar leche, a veces era lo único que funcionaba. Los masajes… no notamos diferencia. Colikind… muy bien, aunque nunca sabremos si fue el colikind o simplemente que ya se le estaba pasando. Un día empezó a dormir toda la noche (despertándose sólo para su toma) y ya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s