Nuestra experiencia con la matronatación

Llevamos ya 5 meses acudiendo a matronatacion cada fin de semana y es por este motivo que quería contaros mi experiencia.

La verdad es que tenía mucha ilusión en llevar a chiquitín a matronatacion. El año pasado cuando tenía 6 mesecitos intentamos ir a la piscina climatizada y probar, la experiencia fue muy chula pero chiquitin no termino de disfrutar del todo porque el agua no estaba lo suficientemente caliente. En casa lo bañábamos en agua a 37 grados (temperatura que nos comentó la matrona y que nos dimos cuenta con el paso del tiempo de que era demasiado) así que obviamente meterlo en una piscina climatizada que aunque caliente no se acerca ni de lejos a los 37 grados le resultaba un cambio que no le hizo mucha gracia.

Esperamos a que llegara el verano para llevarlo a la piscina otra vez, habíamos empezado a bañarlo en casa con agua un poquito más baja de temperatura (poco a poco íbamos acostumbrándolo), llegó el día y en mis bracitos lo fuimos sumergiendo y aunque al principio no se soltaba de mis brazos, finalmente terminó dando sus primeros pasos antes en el agua que fuera.

Cuando empezaba el curso de matronatacion chiquitín ya tenía 13 meses y había tenido una súper experiencia positiva durante el verano así que cuando llegó septiembre y empezó la matronatacion se lo pasaba pipa.  Sin embargo, empezaron los fríos y con ellos los catarros, así que hubo días que no podíamos ir, estuvimos varios fines de semana malos en casa y cuando volvimos le costó un poco adaptarse, estaba bien en el agua pero no quería separarse de los bracitos. Supongo que si sumamos a los días sin ir, que el agua, por la temperatura que está haciendo fuera no se calienta igual que hace un par de meses y resulta un poco fresquita, no resulta de extrañar que este costando un poco más durante el invierno.

Por otro lado, aunque me parece una actividad muy importante para el niño y donde podemos disfrutar juntos, tengo que admitir que hay días que siento que se podrían hacer más cosas, me explicó, algunos días si que se ha dividido la media hora en ejercicios y libre, lo cual me encanta porque te enseñan cositas que puedes hacer con los peques y luego disfrutas otro ratito a tus anchas, pero luego hay una gran mayoría de días que simplemente es libre, no se, eso no termina de convencerme. Me gusta mucho porque me encanta el agua y disfruto un montón de esa experiencia con mi chiquitin pero me gustaría que me enseñaran más ejercicios que poder hacer con él. No sé si alguna lo habéis probado, me gustaría saber si lo hacen igual u os enseñan más actividades.

IMG_1420.JPG

Anuncios

8 comentarios sobre “Nuestra experiencia con la matronatación

  1. Ays, la matronatación. Yo escribí también nuestra experiencia este septiembre cuando nos apuntamos con Pichí que le quedaban 2 meses para hacer los dos años. Pichí lloró bastante y el profe en vez de calmarnos nos presionó bastante. No disfrutamos nada. A la siguiente clase decidimos tomárnoslo con más tranquilidad y respetar el ritmo de Pichí y la verdad que va avanzando fenomenal, ya nada sola con los manguitos!! Llora un poco cuando el papi la suelta para que nade sola pero ya no es ese miedo que tenía al principio y lo que comentas de la temperatura del agua nosotros también lo hemos observado, mucho mejor cuandoe stá bien calentita. Nosotros como somos 2 o 3 nenes en la clase pero los otros faltan mucho notamos mucho avance cuando él nos dirige y nos propone cosas que hacer con la niña. Lo suyo es q nos enseñen técnicas para poner en práctica y sepamos qué hacer con nuestros peques en el agua. Un besote!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo todavía no lo hago, y recién le comente a la pediatra y me dijo que ella recomienda hasta los 3 años por lo que todavía no se que hacer. Pero que bueno oír de tu experiencia; pienso que el agua mas fría no les agrada mas cuando están acostumbrados a que se bañan con agua mas caliente. Que lo disfruten mucho.

    Le gusta a 1 persona

  3. Nosotros empezamos hace poco con 17 meses, el primer día lloró un poco y no se separaba de mis brazos, aunque casi al final de la clase se empezó a soltar un poco más. En la segunda clase iba mucho más a gusto y pudimos disfrutar mucho más y ahora aunque al principio le cuesta, (nos cuesta, que el agua está fresquita) luego se divierte. Aquí toda la clase es dirigida, hacemos varias actividades y cuando acaba nos podemos quedar un rato para hacer baño libre. Besote.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s