Reflexión de final de curso

Estamos terminando mayo y pronto entraremos en el mes de junio y con él, otro curso termina. Por el colegio todo se envuelve en una nube de nerviosismo, notas, tutorías, reuniones….. y nuestro festival para despedir a los que terminan su etapa de infantil para comenzar una nueva. Un festival que se prepara durante meses y a través del cual se pone de manifiesto los grandes niños en los que se han convertido y todo lo que han aprendido a lo largo de este periodo de tres años en infantil. Para ellos, es un día de luz, porque brillan como si fueran las estrellas más grandes del firmamento, las profesoras nos esforzamos porque todo este perfecto, se aprendan diálogos, bailes, gestos… a veces llegamos a perder el norte, pero todo es por ellos, porque en tres años les hemos cogido tanto cariño a todos, que queremos que el festival sea un gran recuerdo de sus vidas y no se olviden tan fácilmente de nosotras.

Todos los años, cuando llega final de curso, hago una valoración del año y este año para mí no ha sido de los mejores. Muchas veces he sentido desmotivación y sentimiento de culpa, porque he sentido lo mucho que me esforzaba en el colegio y luego al llegar a casa estaba tan cansada que jugar con mi hijo me resultaba tremendamente difícil, lo que me hacía no tener ganas de salir de casa por las mañanas porque quería esa energía para mi hijo. Porque se que cuando entro por la puerta del cole y veo sus caras no voy a poder resistirme a darlo todo y llegar a casa a las séis agotada de nuevo por otro día intenso. Es la difícil tarea de ser madre y maestra a la vez y es que los lloros no cesan en el trabajo porque tienes a tantos que en algún momento, uno u otro llora por algo, estas siempre en tensión de que ninguno se haga el valiente y terminemos con bollos y brechas, estas siempre marcando, poniendo límites, aguantando rabietas, juegas con ellos a tope, bailas, saltas, corres, peinas, mimas y también riñes… no desconectas nunca. Llegas a casa y es lo mismo y sinceramente estás tan agotada que te quieres sentar y leer, pero se oye un “mama senta” y toca con su dedito el suelo de su cuarto, lo que quiere decir que a sentar mama que quiero que juegues conmigo.

Sin embargo, estoy feliz por otra cosa y es que como ya sabéis yo me encargo de estar con aquellos niños y niñas que tienen ciertas dificultades en el aprendizaje, sean permanentes o transitorias, y este año teminan unos cuantos niños y niñas con los que he trabajado muchísimo a lo largo de estos años, niños que he llegado a querer muchísimo, de los que estoy orgullosa porque han llegado a conseguir importantes metas. Y yo he formado parte importante de esos logros. Y me doy cuenta de lo importante que resultamos los maestros en las vidas de esos niños y de sus padres y que adoro mi profesión. Y aunque me cueste días de agotamiento y alguna que otra lágrima producida por el cansancio seguiré abriendo la puerta de infantil todas las mañanas con una sonrisa porque vosotros, pequeños, lo merecéis.

Os deseo que seáis muy felices en esta próxima etapa que se aproxima.

IMG_6561

Anuncios

2 comentarios sobre “Reflexión de final de curso

  1. Siempre he pensado que tenéis la profesión más importante del mundo y ahora, que tengo un hijo en infantil y una en guarderia, estoy aún más convencida todavía!! Así que gracias por tu entrega diaria!!

    Y sí, aunque tenga yo otra profesión, también el “mami aquiii” “mami jugaaa” me pilla a menudo sin fuerzas pero intuyo que la clave es aprender a descansar con ello, entre esas cobstrucciones de lego o los coches de carreras!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s