Adivina cuanto te quiero. Nuestras ediciones.

El recurso que os presento hoy es una colección de libros que me tiene enamorada desde hace muchos años y de los cuales mi hijo ya cuenta con dos en su biblioteca.

Adivina cuanto te quiero está escrito por Sam Mcbratney e ilustrado por Anita Jeram y narra historias entre una liebre grande y una liebre pequeña antes de irse a dormir, aunque en el libro no lo presenta como tal, las liebres parecen ser padre e hijo por como lo ha expresado en algunas entrevistas. Ha tenido gran éxito teniendo su libro principal “Adivina cuanto te quiero” hasta 15 ediciones diferentes (tapa dura, de tela, con marioneta, pegatinas, desplegable, libro puzzle…). Dentro de la colección también encontramos otros títulos igual de bonitos como: Adivina cuanto te quiero… una cosquillita más. Adivina cuanto te quiero…durante todo el año. Adivina cuanto te quiero…aquí, allí y en todas partes. Adivina cuanto te quiero… mira todo lo que hago.

Estos libros son un recurso maravilloso para trabajar el reconocimiento y la expresión de las emociones y sentimientos de los más pequeños.

Nosotros ya tenemos dos, el libro principal en formato pequeño con peluche, ideal para que ellos lo manipulen a su antojo, sin peligro de romperlo cundo son muy chiquititos, ya que tiene las hojas muy resistentes y es de un tamaño perfecto para sus manitas. Además, este formato viene con un mini peluche que hace la historia más motivadora si cabe al poder tener en nuestras manos al protagonista de las historias. Este me lo regaló una gran amiga con la que comparto profesión y sabia que tarde o temprano lo terminaría comprando.

El segundo lo compre yo: Adivina cuanto te quiero… una cosquillita más. Este es muy original porque desde el centro del libro sale una marioneta que a chiquitin le encanta y hace que interactúa muchísimo con el cuento. Lo compré porque al enano le encantan las cosquillas y este cuento trata de eso, de adivinar dónde tiene la liebre grande cosquillas y ya de paso donde las tenemos nosotros. Una preciosa forma de conocernos a nosotros mismos, de repasar las partes de nuestro cuerpo y las de los demás y de reírnos a carcajadas. Este se ha convertido en un clásico en nuestra hora cuento.

IMG_8424

¿Tenéis alguno ya en vuestra biblioteca? La verdad que yo sé que compraré alguno más, aunque poco a poco, Roma no se construyó en un día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s